Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

viernes, 12 de agosto de 2011

Santuários Rupestres Pré-históricos em Miranda do Douro, Zamora e Salamanca

Recientemente leí Santuários Rupestres Pré-históricos em Miranda do Douro, Zamora e Salamanca, de Luis Benito del Rey, Herminio Augusto Bernardo y Marciano Sánchez Rodríguez. Este libro expone distintos aspectos relacionados con la interpretación de los santuarios rupestres de las provincias de Zamora, Salamanca, en España, y Miranda do Douro, en Portugal, como San Pelayo en Almaraz de Duero, El Castillón en Ricobayo, San Mamede en Villardiegua de la Ribera, Nuestra Señora del Castillo en Fariza, Peña Buracada y Pozocincho (El Vedal) en Muelas del Pan, en Zamora; el Teso de San Cristobal en Villarino de los Aires, la Virgen del Castillo en Pereña de la Ribera, Peña Gorda en la Peña, El Muro en el Castillo de Vilvestre y la Mesa de los Curas en Fregeneda, en Salamanca; y el Santuário de São João das Arribas en Aldeia Nova, el Santuário de Penha das Casicas en Vila Chã de Braciosa, el Santuário de Fraga da Roleda en Ifanes, el Santuário de Altarico en Urrós (Mogadouro), Monsanto da Beira en Idanha-a-Nova (Beira Baixa), el Abrigo da Solhapa en Duas Igrejas, el Abrigo do Passadeiro, el Abrigo de Barroco Pardo y el Abrigo do Açude do Carvão en Palaçoulo, en Miranda do Douro.

Relaciona algunos criterios muy interesantes para la detección de santuarios rupestres, destacando que la fuente de información más importante son los pastores, cabreros, cazadores, los cuales conocen muy bien el monte. También los curas de parroquias rurales y los profesores del medio rural. La toponimia es una de las fuentes que nos pueden aproximar a la existencia de uno de estos lugares, debiendo prestar  una especial atención a peñas o roca individualizadas, castros, ermitas o santuarios cristianos o topónimos con sentido religioso. Otros indicadores son la presencia de sepulturas antropomorfas, de grandes bloques de rocas, de agua (río, arroyo, fuente), montes-isla, puntos geológicos de de conjunción de rocas y minerales diversos, escaleras y otros rebajes en las rocas, rocas zoomorfas o antropomorfas, grabados e inscripciones (1).

Desde el punto de vista de mi estudio, me resulta muy interesante su intuición sobre la estrecha relación de estos antiguos lugares sagrados con los astros, que lamentablemente no va más allá: 

«Ha uma vinculaçao entre os santuários pré-históricos rupestres e os astros. Está patente nas gravuras (covinhas) dos santuários pré-históricos de "El Muro", em "El Castilho" de Vilvestre (Salamanaca), e de "Barroco Pardo", em Palaçoulo (Miranda do Douro), eclípticas óu, circulares no primeiro caso, só circulares no segundo. Pensamos que são petroglifos ou, concretizando melhor, nestes casos, uranoglifos.
«No santuario de "San Mamede", em Villardiegua de la Ribera (Zamora), a vinculação com os astros está na orientação dos seus altares, e de outros elementos com o Sol e com a Lua. Há que acrescentar que, por vezes, há zoomorfos naturais, que são a própia rocha. Alguns são muito complexos, e os que se encontram noutros santuários, como "La Mesa de los Curas", em Fregeneda  (Salamanca), ou "La Peña Buracada", em Muellas del Pan (Zamora), fazem pensar em alguma espécie de Zodíaco. Por isso, torna-se necessária a inclusão deste capítulo, dedicado aos astros, nesta obra sobre santuários pré-históricos» (2).

Especialmente interesante es la orientación al Noreste, posiblemente al amanecer en el solsticio o fiesta de media estación de verano,  que reconocen en algunos elementos de los santuarios estudiados, en muchos de los cuales están presentes pías y bañeras que denotan culto acuático(3). En sintonía con este carácter está la recurrente presencia de símbolos serpentiformes(4), que como ya sabemos, es un símbolo acuático y funerario, identificado con el invierno y la fertilidad, la cual es patrimonio de los muertos. Seguramente esta presencia guarde una estrecha relación con la proximidad de estos santuarios a ríos, arroyos o fuentes, una de las características generalizadas que los autores observan en los santuarios rupestres estudiados (5).

Una de sus apuestas más arriesgadas es la interpretación de las incisiones rectilíneas y verticales, espaciadas regularmente, a modo de arañazos, que presentan algunos de los lugares que estudian, tales como Solhapa, Passadeiro, Barroco Pardo, El Muro, El Castillo de Vilvestre, Tierras Lineras o Pedro Santo (6), ya que, como ellos mismos dicen, «pensamos que estes traços representam, como já dissemos, uma escrita, concretamente un código, cujas chaves não conhecemos no estado actual dos nossos conhecimientos, mas  poderão perceber-se, talvez, algum dia»(7). La siguiente figura muestra los grabados del Abrigo do Passadeiro (8).


Estos grabados, así como otros que aparecen en el libro, me recuerdan muchísimo a los que están próximos a Peña Martín, de Chana de Somoza, aunque estos están grabados en el suelo, al aire libre, en claro contraste con representaciones similares encontradas en cuevas y abrigos, y contextualizadas cronológicamente en el paleolítico (9). En su momento, me recordaron a la escritura ogámica irlandesa (10), pero finalmente lo descarté por tratarse de manifestaciones muy localizadas, referentes a monumentos funerarios y por la existencia de esa línea que sirve de eje. Sin embargo, después de leer este libro de santuarios rupestres de la región leonesa, esa que ya nadie recuerda, la posibilidad de que se trata de una forma de escritura antigua, común en toda la Europa prehistórica y de la cual derivaría el ogam irlandés, adquiere para mi más crédito aunque lejos todavía de una solución concluyente.

La siguiente figura muestra los grabados lineales de Peña Martín.

Y esta otra es un detalle de la anterior, donde se aprecian unas cazoletas:

Posiblemente, un yacimiento que se pueda paralelizar en cuanto a los motivos grabados con este de Peña Martín sea el de Picu Berrubia, en Asturias, que presenta antropomorfos, herraduras, ídolos, cruciformes y grabados lineales(11).


--------
(1) BENITO DEL REY, L., AUGUSTO BERNARDO, H., SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, M., Santuários Rupestres Pré-históricos em Miranda do Douro, Zamora e Salamanca, Cámara Municipal de Miranda do Douro, 2004, pp. 217-234

(2) BENITO DEL REY et al., op. cit.,  p. 89, pp. 199-215

(3) BENITO DEL REY et al., op. cit., p. 545

(4) «a serpente teve, em princípio, um doplo simbolismo: é uma figura positiva, vinculada à saúde, inclusive pode ver-se, hoje, uma serpente num cálice,simbolizando a medicina [...] Tem, além disso, um simbolismo negativo pela sua vinculação ao interior da terra, onde se supõe que que vive [...] A serpente é símbolo das fontes da vida e, como vemos, também é símbolo da morte, quer dizer, do bem e do mal  [...] É muito característica, como já afirmámos, a associação dum serpentiforme, e um escalão; na realidade, trata-se de um altar para oferendas. A serpente está presente, entre os santuários estudados por nós, por exemplo no de "San Pelayo" (Almaraz de Duero) na província de Zamora, no de "S. Mamede" (Villardiegua de la Ribera), e no de "La Peña del GAto" (Argañin), os três na província de Zamora. Na provincia de Salamanca, temos serpentiformes no de "El Teso de San Cristóbal" ("Villarino de los Aires) e em  "La Peña Gorda" (La Peña); na província de Cáceres, no de "Trevejo" (Trevejo). Em Portugal, estão presentes, no que estudámos agora: "São João das Arribas"; no "Altarico" (Urrós, Mogadouro) e de "Monsanto" da Beira (Idanha-a-Nova)»  BENITO DEL REY et al., op. cit., pp. 465-468

(5) BENITO DEL REY et al., op. cit., p. 227

(6) BENITO DEL REY et al., op. cit., pp. 414-418, 483-550

(7) BENITO DEL REY et al., op. cit., p. 513

(8) BENITO DEL REY et al., op. cit., p. 494

(9) FORTEA PÉREZ, F.J., Los santuarios exteriores en el paleolítico cantábrico, Complutum, 5, 1994, pp. 203-220; GONZÁLEZ ECHEGARAY, J., GONZÁLEZ SÁINZ, C., Conjuntos rupestres  paleolíticos de la cornisa cantábrica, Complutum, 5, 1994, pp. 21-43; RIPOLL PERELLÓ, E., Orígenes y significado del arte Paleolítico, Silex Ediciones, 1986

(10) «ogam: escritura irlandesa atestiguada por alrededor de trescientas inscripciones lapidarias, todas funerarias, quedatan de la época goidélica y están dispersadas entre Irlanda, Escocia y las regiones del País de Gales donde existen  implantaciones goidélicas. El alfabeto ogámico está constituido por letras, trazos rectos, oblicuos y transversales, a ambas partes de un eje vertical u horizontal. Los únicos testimonios que existen actualmente están sobre piedra, pero en odos los textos se habla de ogams grabados en madera (tejo o avellano). Tiene un origen oscuro, pero es probable que se trate de una adaptación al alfabeto latino de un sistema céltico nativo análogo a las runas escandinavas. Como consecuencia de la concepción celta de la escritura, los ogams no han servido nunca para transcribir textos de cierta longitud, sino únicamente para fines mágicos o adivinatorios. Su invención se atribuye normalmente a Ogma, dios de la elocuencia, la guerra y la magia (que ata mediante la escritura). Su empleo está reservado a los filid, esto es, a los druidas y se describen detalladamente en el tratado Auraicept na nÉces (Rudimento del poeta)». GUYONVARC'H, C.-J., LE ROUX, F., Los druidas, Abada Editores, 2009, pp. 583-584

(11) BLAS CORTINA, M.A., Los grabados rupestres del Picu Berrubia,  Ampurias: revista de arqueología, prehistoria y etnografía, Nº 36-37, 1974-1975, pp. 63-86

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...